El maquillaje es malo para la piel

¿Es malo el maquillaje para la piel?

Como ya se sabe: cualquier exceso es malo. Y esto también atañe al maquillaje.

Usar mucho o de forma muy continuada puede ser perjudicial para la piel, especialmente para aquellas personas que tienen un cutis delicado y sensible; pero esto no quiere decir que no se pueda usar con regularidad, solo es conveniente saber en qué circunstancias puede ser malo y cómo hacer para evitarlo.

Es importante empezar mencionando que el uso de maquillaje a diario no debería representar un riesgo para la salud debido a que los productos pasan toda clase de test de calidad. De hecho, cualquier circunstancia adversa que pudieran provocar va a venir descrita en las instrucciones de uso.

Sin embargo, algunas prácticas sí pueden resultar dañinas independientemente de lo mencionado antes; especialmente los malos hábitos a la hora de cuidar y realizar una limpieza adecuada.

Efectos para la piel

El uso en exceso de maquillaje, acompañado de una inadecuada rutina de limpieza y exfoliación, puede provocar que aparezcan problemas en la piel como la obstrucción de los poros, aparición de puntos negros o acné.

En ocasiones, no solo el uso de maquillaje puede ocasionar problemas en la piel, también que la falta de una correcta higiene en los materiales que usamos para la aplicación su aplicación. Este es uno de los motivos por los que pueden proliferar las bacterias, abcesos o infecciones en la piel. 

Otro factor que puede incidir es que el maquillaje sea de mala calidad. La elección de productos de baja calidad pueden contener partículas que resequen la piel. 

Si se usan exceso y no se retiran a diario pueden provocar la aparición de arrugas y líneas de expresión prematuras.

Efectos para los ojos

Los ojos también se pueden ver ampliamente afectados por el uso incorrecto del maquillaje.

Cuando se emplean lápices delineadores en el borde del párpado inferior, se corre el riesgo de que ciertas partículas de maquillaje ingresen al ojo y pueden causar irritación. Esto también ocurre con ciertas máscaras de pestañas y eyeliners, por lo que resulta indispensable elegir adecuadamente los productos de belleza que usaremos para estas delicadas zonas.

En ocasiones, incluso se pueden llegar a sufrir afecciones mayores como la conjuntivitis, provocada por un mal manejo de los productos de belleza o por compartir los mismos con otras personas.

¿Cómo evitar estos efectos dañinos del maquillaje en exceso?

Una de las claves es la práctica adecuada y periódica de la limpieza del cutis tras la jornada. La elección de un buen desmaquillador es indispensable para dejar la piel libre de impurezas y evitar su envejecimiento prematuro. 

Además, los productos de calidad que cuenten con nutrientes indispensables para mantener hidratada la piel, que sean hipoalergénicos y  dermoprotectores, es totalmente necesario. En este sentido, la elección del maquillaje ha de hacerse en función del tipo de piel que se tenga.

En la medida de lo posible, debes dejar periodos de tiempo en los cuales tu piel esté libre de maquillaje totalmente, para que pueda transpirar adecuadamente y así evitar la obstrucción de poros.

El maquillaje no es malo para la piel, solo debemos ser responsables en la forma en la cual lo usamos.

 

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último
Artículos relacionados