sintomas de la deshidratacion

Cuáles son los síntomas de la deshidratación

El cuerpo humano tiene una composición de aproximadamente un 70% de agua, y algunos órganos incluso llegan a superar este valor; por lo que una disminución leve en los niveles de hidratación puede traer consecuencias significativas para la salud, y en los casos más extremos puede llegar a ser mortal. Es por ello que es importante conocer cuáles son los síntomas de la deshidratación para evitar llegar a extremos que podrían ser fatales.

La deshidratación se produce como consecuencia de la pérdida de líquidos y sales esenciales, a falta de beber agua, por actividad física extrema o por patologías que generan disminución excesiva de líquidos como vómitos, diarrea o micciones frecuentes.

Una disminución de solo 1% ya representa un factor de deshidratación menor y con un déficit de 3% se corren riesgos para la salud. En cada uno de los niveles de intensidad, los síntomas de la deshidratación se manifiestan de manera diferente, por lo que se debe conocer cuál es el avance de los síntomas de acuerdo a la gravedad de la deshidratación.

Síntomas de deshidratación leve

El signo más evidente de una deshidratación leve es la sed. La necesidad de beber agua viene acompañada de leves dolores de cabeza y posiblemente algunos episodios de lagunas mentales, donde la persona intenta recordar algo o dar una respuesta y se le dificulta hacerlo.

Otro de los síntomas de la deshidratación leve puede ser una ligera disminución de la presión sanguínea.

Deshidratación moderada

Una vez el cuerpo supera entre 3 y 5% de deshidratación los síntomas empeoran, pudiendo apreciarse reacciones más evidentes que indican que el organismo está teniendo un colapso. Entre los síntomas más significativos podemos mencionar dolor de cabeza fuerte similar a cuando se tiene una resaca, náuseas y somnolencia.

También es común que se empiece a sentir un hormigueo en alguna de las extremidades o en varias, a medida que la deshidratación avanza.

Síntomas de deshidratación grave

Al superar más del 5% de deshidratación, es necesario tener mucha precaución con los siguientes síntomas, pues pueden significar que la persona deshidratada puede estar en alto riesgo y debe ser atendida de inmediato en un centro de salud.

Los síntomas de la deshidratación grave se caracterizan por una resequedad evidente en la piel y especialmente en las mucosas, lo cual ocasiona que los labios se vean quebradizos y resecos.

La orina es prácticamente nula, pudiendo pasar periodos de más de 6 horas sin orinar. La poca cantidad de orina que se genera durante la micción suele ser de un color naranja fuerte casi marrón y puede llegar a generar dolor.

Por otra parte, la persona deshidratada puede empezar a tener un comportamiento errático y extraño, caracterizado por falta de coherencia e incluso delirios. Progresivamente estos síntomas pueden ir empeorando, hasta que la persona pierda por completo el conocimiento.

En un caso de deshidratación extrema, el ritmo cardiaco aumenta significativamente, pudiendo presentar arritmias. Este es uno de los síntomas más severos, que pueden conducir a que el paciente entre en un estado de coma o incluso puede fallecer.

¿Qué se debe hacer?

Ante cualquiera de estos síntomas de deshidratación es necesario acudir de inmediato a una sala de urgencias donde se pueda estabilizar al paciente. Recordemos que el avance del proceso de deshidratación suele ser muy rápido, pudiendo descompensar por completo a una persona en tan solo 1 día, y la muerte puede sobrevivir en tan solo 3 días.

Determinar a tiempo cuando una persona está empezando a tener un proceso de deshidratación es vital para evitar las complicaciones que se puedan presentar futuro, siendo decisiva la intervención inmediata para equilibrar los niveles de hidratación requeridos a través de un suministro eficiente de líquidos y sales esenciales.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último
Artículos relacionados