aceite de coco

Aceite de coco ¿Cuáles son sus beneficios?

El aceite de coco se ha convertido en uno de los superalimentos que están de moda en la actualidad, por los grandes beneficios que aporta para el organismo tanto interior como exteriormente.

Pero seguramente te debes estar preguntando ¿cómo uno de los aceites más ricos en grasas saturadas puede ser considerado la opción infaltable en las dietas de los amantes de la buena salud?…

Pues se trata de un tipo de aceite natural y orgánico que a pesar de contar con hasta un 90% de grasas saturadas, es muy beneficioso para la salud, ya que su composición se basa en triglicéridos de cadena media que no son nocivos para la salud como las demás grasas.

De hecho, contrariamente a lo que se podría pensar, el aceite de coco es una opción ideal para quienes quieren perder peso; pues el altamente saciante y además es un estimulante de la quema de grasas abdominales, que son las más difíciles de eliminar.

Además cuenta con un alto contenido en ácido láurico, que es el encargado de generar la protección natural que da la leche materna; por lo que es un excelente antibiótico natural. Asimismo, cuenta con un efecto antioxidante, ayudando a retrasar el envejecimiento.

A todos estos efectos beneficiosos del aceite de coco, se le debe sumar el hecho de que contribuye a mantener la buena salud del corazón y del cerebro; ayudando a prevenir las enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. 

Beneficios del aceite de coco para la piel

Por sus propiedades antioxidantes y antibióticas, el aceite de coco es una excelente opción para mantener la belleza de la piel. Puede ser aplicado como hidratante o exfoliante, para mantener la piel lozana y libre de imperfecciones; e incluso como protector solar, ya que tiene la capacidad de bloquear hasta un 20% de los rayos UV.

El ácido láurico se encarga de crear una protección eficiente ante las bacterias, previniendo la aparición de problemas de acné o similares; mientras que la vitamina E genera un efecto antioxidante que ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel. Por su parte, el contenido proteico que tiene ayuda a reparar los tejidos deteriorados.

El alto contenido de grasas saturadas de cadena media del aceite de coco también resulta beneficioso para la piel; puesto que actúan como un equilibrador del PH, que elimina naturalmente la grasa de la piel y el exceso de cebo.

Beneficios para el cabello

Otra de las aplicaciones que se le puede dar al aceite de coco es como tratamiento de belleza para reparar e hidratar el cabello seco y quebradizo. Gracias a sus propiedades nutritivas y su peso molecular bajo, es capaz de penetrar profundamente a través de las fibras del cabello, regenerándolas para crear una barrera de protección ante los efectos dañinos de las condiciones ambientales.

Incluso puede ser utilizado para hidratar el cuero cabelludo y evitar la aparición de la caspa ocasionada por la resequedad excesiva del mismo.

Su modo de aplicación se puede realizar de diversas maneras: como mascarilla antes de lavar el cabello, como hidratante profundo dejándolo actuar durante toda la noche, o como tópico para controlar el encrespamiento, aplicando solo unas gotas en las puntas del cabello antes de salir.

Aspectos a considerar

Debes tomar en cuenta que en el mercado conseguirás varios tipos de aceite de coco, que van desde el extra virgen hasta los productos refinados. Para aprovechar al máximo sus propiedades, es necesario que  elijas el aceite de coco orgánico extra virgen, que a pesar de ser un poco más costoso, es mucho más potente y proporciona mejores resultados.

 

Compartir en:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Lo último
Artículos relacionados