ayuno intermitente

¿Qué es el ayuno intermitente y por qué es bueno para adelgazar?

Encontrar métodos eficientes para lograr mantener un peso ideal es indispensable para cuidar la salud. Especialmente cuando tenemos ciertos kilos demás, resulta necesario probar metodologías que ofrezcan los beneficios necesarios para llegar al peso requerido. Por ello, el ayuno intermitente se ha convertido en uno de los métodos más usados para adelgazar. Y no solo eso,  también te ayuda a depurar tu cuerpo.

El ayuno intermitente se presenta como una modalidad de alimentación en la cual se extienden las horas que normalmente pasamos sin comer. Es decir, se prolonga el ayuno que usualmente realizamos entre la hora de nuestra cena y el desayuno del día siguiente.

Puede realizarse diariamente, o por periodos semanales, donde se consumen alimentos normalmente durante 5 días y se ayuna por 2 días; aunque los modelos que exigen de una cantidad exagerada de horas en ayuno no son los más convenientes. En todo caso, lo importante es establecer periodos de tiempo en los cuales puedes comer y otras horas del día en las cuales no debes ingerir ningún tipo de alimentos sólidos.

¿Cómo aplicar el ayuno intermitente?

Existen diversas modalidades para aplicar el ayuno intermitente, y seleccionar el ideal va a depender de las características de tu estilo de vida. Lo más recomendable será incluir las horas de sueño dentro del tiempo de ayuno, para que sea más sencillo cumplir con el tiempo sin ingesta de comidas.

De esta forma verás que es mucho más fácil de lo que parece, pues la clave estará en cenar más temprano y desayunar un poco más tarde, a fin de cumplir con los periodos de tiempo establecidos.

Este horario puede ser ajustado si eres una persona que se acuesta o se levanta tarde; de modo que el tiempo entre la última comida del día y la hora de acostarte sea equitativo con el tiempo que pasarás sin comer desde que te levantas hasta la hora del desayuno.

Si no estás habituado a este tipo de regímenes alimenticios, deberás empezar por un esquema de pocas horas de ayuno, antes de optar por periodos largos de tiempo. Estos son los lapsos de tiempo más habituales para poner en práctica el ayuno intermitente:

• 12-12:

Esta modalidad es la más adecuada para los principiantes, pues consiste en ayunar durante 12 horas seguidas. Tomando en consideración las horas de sueño, resultan bastante cortos los periodos de tiempo que debes pasar son comer antes de acostarte y tras levantarte; por ello no es el más adecuado para perder peso.

• 16-8:

Consiste en cumplir 16 horas de ayuno y consumir alimentos durante las siguientes 8 horas. Este es el método más habitual para cumplir con esta metodología y lograr adelgazar progresivamente.

• 20-4:

Este tipo de ayuno intermitente se recomienda para personas que ya han logrado habituar su organismo al primer esquema (16-8), puesto que requiere 20 horas de ayuno frente a solo 4 horas de alimentos.

• Días alternos

Este tipo de ayuno intermitente es un poco más complejo, pues se puede comer durante un día de manera habitual, pero al siguiente se debe ayunar por 24 horas. Este es el método menos recomendado y requiere de una estricta supervisión por parte de un profesional de nutrición.

Claves para perder peso por medio de este tipo de ayuno

La clave para adelgazar a través del ayuno intermitente es llevar una alimentación balanceada y saludable durante las horas en las que está permitido comer. No es productivo si apenas dejas el ayuno te dan atracones e ingieres inmensas cantidades de comida procesada.

Debes evitar las comidas rápidas y las grasas saturadas, así como disminuir el consumo de azucares procesados. El factor determinante es que al tener más horas de ayuno, tendremos un consumo menor de calorías, por lo que progresivamente perderemos peso.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último
Artículos relacionados