Luce tus piernas este verano: todo sobre la lipoescultura de piernas

En España se realizan cerca de 12.000 liposucciones o lipoescultura al año. Esta intervención se ha convertido en la segunda más demandada por las mujeres y la primera entre los hombres, según los últimos datos facilitados por la Sociedad de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE). Cuando llegan los meses de verano son más los pacientes que se acercan para preguntar sobre el precio lipoescultura de piernas

Las piernas, especialmente los muslos, son una de las zonas de nuestro cuerpo donde más se acumula grasa. Es por eso que, en la actualidad, intervenciones como la liposucción y la lipoescultura piernas han ganado una gran popularidad. Con esta técnica disfrutarás de un cuerpo moldeado, con un menor porcentaje graso.

¿En qué consiste?

La liposucción o lipoescultura de piernas es un tipo de cirugía estética que consiste en extraer células grasas de partes específicas de la zona mediante un dispositivo mecánico. Los avances tecnológicos han hecho que actualmente se realice con anestesia local, ya que antiguamente se hacía con anestesia general. 

Asimismo, ahora los profesionales utilizan cánulas de tamaño pequeño, dañando menos la piel y reduciendo el riego de irregularidades durante la intervención.  

Cuando un paciente se somete a esta operación, se le introduce una cánula en la zona donde desea eliminar grasa. A partir de ahí, se le inyecta una mezcla de anestésico, agente vasoconstrictor y una solución salina

Gracias a estos tres elementos, los vasos sanguíneos se contraen, lo que provoca que las células grasas liberen su contenido al torrente sanguíneo. Posteriormente, se eliminará mediante un proceso de aspiración

¿Qué casos son los idóneos?

Como toda operación estética, existen algunos requisitos o factores para poder llevar a cabo la intervención.

Hay muchos pacientes que se someten a una lipoescultura de piernas para lograr una mejora tanto estética como mentalmente, ya que ganan confianza con el cuerpo. 

Además, esta intervención ayuda a eliminar esa grasa de las piernas que cuesta quitar hasta con ejercicio. 

Esta técnica es apta para hombres y mujeres siempre y cuando:

  • No presenten sobrepeso u obesidad
  • Tengan grasa localizada
  • No sufran problemas cardíacos ni respiratorios
  • Su piel sea firme y elástica
  • Su circulación sea buena

Tampoco se recomienda esta operación estética a pacientes que presenten enfermedades autoinmunes, sistemáticas o crónicas no controladas, como la diabetes. 

Para presumir no hay que sufrir

La lipoescultura es un procedimiento que, con los años, se ha vuelto más indolora. Al utilizar cánulas muy finas, las cicatrices resultantes son escasamente visibles. 

Aunque se tenga que guardar cierto reposo, no se limita la funcionalidad de las piernas. Se trata de una operación que es para siempre si se siguen bien las indicaciones. Con una alimentación controlada, se le dirá adiós a esa grasa que se elimina. 

Diferencia con una liposucción

La lipoescultura, a diferencia de la liposucción, también trata de esculpir el cuerpo, adquirir definición de la zona. La liposucción se emplea para eliminar la grasa de una zona concreta del cuerpo. 

Compartir en:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Lo último
Artículos relacionados