para qué enfermedades sirve el jengibre

¿Qué enfermedades cura el jengibre?

El jengibre es una especia y una planta medicinal que se ha usado históricamente como remedio y medicamento para sanar o prevenir ciertas enfermedades. Es de origen asiático, de hecho, es extraordinariamente popular en China, y cada vez más más usado en la cocina occidental gracias a su particular aroma perfumado y toque cítrico.

Debido a su extraordinario poder farmacológico y terapéutico, el jengibre se ha usado tradicionalmente para atajar problemas relacionados con el sistema respiratorio y el vigor sexual. De hecho, su importancia nutricional es muy amplia:

  • Rico en aceites esenciales.
  • Con sustancias picantes no volátiles.
  • Elevado contenido en gingeroles.
  • Contiene ácido acetilsalicílico y serotonina.
  • Se compone de pocos hidratos de carbono y muchos minerales: potasio, fósforo, magnesio y hierro.
  • Es antioxidante.

Con estas cualidades, el jengibre es el alimento perfecto para combatir las siguientes enfermedades:

La gripe, los refriados y diversos problemas respiratorios comunes

Son sus propiedades analgésicas y antioxidantes las que lo hacen especialmente recomendable para reforzar el sistema inmunológico.

Reduce el riesgo de sufrir diabetes

El ginseng contiene principios activos que son clave para el metabolismo, la generación de insulina y la reducción del azúcar en sangre.

Ayuda a controlar los problemas estomacales

Tiene efectos curativos para trastornos estomacales, intestinales e, incluso, enfermedades oculares. Los trastornos digestivos, estomacales, náuseas, vómitos, dolor, insuficiencia circulatoria o espasmos musculares, son elementos típicos que sanan con la ingesta de jengibre.

Además, los problemas de calambres, defensas bajas o sensibilidad al frío, también se alivian con esta especia.

Es afrodisiaco

El jengibre es uno de los tres afrodisiacos más efectivos y conocidos; los otros dos son el azafrán y la yohimbina.

A diferencia del vino o el chocolate, que también lo son, el jengibre tiene efecto directo sobre el aparato reproductor, y no a nivel psicológico. Por eso se ha usado tradicionalmente para combatir la disfunción eréctil en el varón; pese a que el efecto afrodisiaco afecta tanto al hombre como a la mujer.

Ayuda a prevenir enfermedades cardiacas

Se ha demostrado que el jengibre reduce la presión arterial y disminuye el colesterol, la grasa y el azúcar en sangre. Esto repercute directamente en la reducción de enfermedades crónicas del corazón.

Cáncer

El consumo prolongado y equilibrado de jengibre reduce la proliferación de células cancerosas. En ningún modo es una cura contra el cáncer, pero sí es un poderoso aliado para evitarlo y a sensibilizar tumores o tratamientos de quimioterapia y radiación.

Ayuda a perder peso

Es un complemento fabuloso que añadir a comidas equilibradas pues ayuda a saciarse y tiene un efecto diurético que mejora el proceso de eliminación de toxinas y tránsito intestinal, reduciendo el apetito gracias a su alto contenido en fibra.

Por lo general, el jengibre se toma como infusión en agua hirviendo o espolvoreado y con limón a modo de zumo (muy usado en el desayuno en dietas que buscan bajar de peso equilibradamente). Otra forma de tomarlo es a pequeñas rodajas en ensaladas o alimentos con los que su sabor cítrico y potente combine bien.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último
Artículos relacionados