jengibre o ginseng

Jengibre o Ginseng: usos, diferencias y más…

El debate entre ginseng y jengibre es antiguo. Hay defensores del jengibre que dicen que es la mejor hierba tradicional china; otros, en cambio, afirman que es el ginseng.

En este artículo vamos a analizarlas las dos para que seas tú quien decida cómo y cuándo tomarlas.

Diferencias entre ginseng y jengibre

A primera vista, puede ser difícil notar la diferencia entre el jengibre y el ginseng. Sin embargo, estos importantes remedios herbales tienen importantes diferencias.

Para empezar, no son las mismas plantas y son nativas de diferentes regiones del mundo.

Cuando se estudian en comparación entre sí, tienen funciones diferentes, a pesar de tener algunos beneficios comunes.

Beneficios de ginseng

El ginseng es sin duda uno de los remedios herbales más populares de la medicina china gracias a sus aportes a la salud:

El ginseng reduce la inflamación y el estrés oxidativo en el cuerpo

En 2013, un estudio reveló que el ginseng tiene beneficios antioxidantes y antiinflamatorios que pueden ser aprovechados para mejorar la salud general de los tejidos en el cuerpo.

Aumenta la capacidad de las células del cuerpo para manejar el estrés oxidativo.

Se sabe que los radicales libres -como las especies reactivas de nitrógeno y oxígeno- empeoran el curso de la inflamación tras una lesión. Pues bien, al modular las vías inflamatorias y oxidativas, el ginseng alivia activamente las lesiones de los tejidos y favorece una curación más rápida.

Pero los estudios sobre el ginseng no se limitan a los laboratorio, también hay estudios clínicos en humanos. Por ejemplo, un estudio con 18 participantes masculinos demostró que 2 gramos de extracto de ginseng, administrados 3 veces al día durante 7 días, redujeron sus inflamaciones.

El ginseng mejora la función cerebral en general

Los estudios han demostrado que el ginseng aumenta la cognición y mejora la memoria, el habla y la concentración. También hay pruebas de que mejora otras funciones cerebrales como el estado de ánimo y el control del comportamiento. Y lo hace protegiendo el cerebro contra el daño oxidativo.

Un estudio demostró que tomando unos 200 mg de ginseng al día se podía mejorar la salud mental, el funcionamiento social y el estado de ánimo en sólo 4 semanas.

Curiosamente, cuando se trata de utilizar el ginseng para la salud del cerebro, las dosis más bajas son más eficaces que las más altas.

Las investigaciones actuales parecen indicar que hay un nivel de dosis más allá del cual no se consiguen beneficios adicionales.

El ginseng puede ser útil para la disfunción eréctil

Es puramente anecdótico, aunque, en definitiva, existen investigaciones que demuestran que puede ayudar a proteger los tejidos de los órganos reproductores masculinos, reducir el estrés oxidativo y a restablecer su funcionamiento normal.

También hay pruebas de que el ginseng aumenta la producción de óxido nítrico, un vasodilatador intrínseco que ayuda a relajar los tejidos relacionados.

El resultado de esto puede verse en erecciones masculinas más rápidas y prolongadas.

Tipos de ginseng

Ginseng americano

El ginseng americano ha sido objeto de estudio sobre la diabetes, dado que reduce los niveles de azúcar en sangre al aumentar la cantidad de insulina.

También se plantea la hipótesis de que el ginseng aumente la sensibilidad de los tejidos a la insulina. De hecho, los usuarios de la medicina tradicional china se refieren a él como una hierba refrescante porque se sabe que nutre el cuerpo, alivia el exceso de calor y proporciona un efecto calmante, (que estimula la energía del ying).

Ginseng asiático o Panax

La variedad asiática es uno de los tipos de ginseng más populares. A diferencia de la variedad americana que es «refrescante», el ginseng Panax es conocido como una hierba calentadora (que estimula la energía del yang).

Entre sus cualidades: mejorar la circulación aumentando el flujo sanguíneo a todas las partes del cuerpo y acelera la recuperación de enfermedades.

También se sabe que aumenta la energía y alivia la fatiga.

Ginseng siberiano

Y a pesar de ser una de las hierbas típicas para tratar las enfermedades respiratorias, también potencia la energía y combate la fatiga.

Además, hay quien sostiene que el ginseng siberiano está asociado a una mayor longevidad y es un potente adaptógeno, lo que significa que ayuda al cuerpo a gestionar el estrés con mayor eficacia.

Sin embargo, no es tan potente como otros tipos de ginseng.

Beneficios de Jengibre

La raíz de jengibre es muy nutritiva y puede utilizarse en forma de aceite, polvo, hierba fresca o exprimida en zumo. Estos son algunos de sus beneficios:

El jengibre ayuda a calmar el malestar estomacal

El papel del jengibre en la gestión de los trastornos intestinales es uno de sus efectos clásicos.

Tanto los estudios como las pruebas anecdóticas demuestran que el jengibre es eficaz contra las náuseas y los vómitos. Esto hace que sea una de las hierbas favoritas entre las mujeres que están embarazadas y soportan las náuseas matutinas.

Puede reducir el colesterol corporal total

El jengibre es prometedor para la salud del corazón por su capacidad para reducir los niveles de lipoproteínas de baja densidad (LDL) y el colesterol; sustancias asociadas a una mayor incidencia de enfermedades cardiovasculares.

Favorece la salud del cerebro

Por eso se recomienda especialmente su consumo durante la vejez, época en la que la pérdida de células cerebrales es común.

A medida que envejecemos, nuestro cerebro reduce su tamaño y comienza a perder células que conducen a condiciones ampliamente conocidas como trastornos neurodegenerativos como el Alzheimer.

Valor nutricional jengibre vs ginseng

En general, el jengibre es bien conocido por mejorar la salud intestinal, mientras que el ginseng destaca por potenciar la energía.

En cuanto a los nutrientes, el jengibre es una rica fuente de vitaminas A, B, C y E.

También contiene minerales como el potasio, el calcio, el magnesio, el hierro, el zinc y el fósforo, que contribuyen a mejorar su eficacia.

El ginseng también contiene vitaminas, especialmente de la familia de la vitamina B. Sin embargo, sus componentes más destacados son los ginsenósidos; de los que deriva su poder energético.

Se puede mezclar ginseng y jengibre

No hay ninguna interacción no deseada entre el jengibre y el ginseng.

Compartir en:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Lo último
Artículos relacionados