bolsas de ojos

Trucos de maquillaje para disimular bolsas de ojos

Esta es una guía sobre cómo aplicar maquillaje para ocultar las bolsas de los ojos. Estas bolsas se forman como semicírculos debajo de los ojos y son indicativas de cansancio, mala visión, falta de hidratación, exceso de trabajo y envejecimiento.

Cuando no dormimos lo suficiente o formamos en exceso nuestra vitalidad: demasiada fiesta, demasiado trabajo, demasiado estrés, suelen aparecer este tipo de “avisos” alrededor de los ojos.

Su explicación científica es que aparecen debido a que la presión arterial desciende y ya no es posible eliminar las toxinas de nuestro cuerpo; quedando acumuladas en esa zona que, al final, recibe el nombre de ojeras o patas de gallo.

La buena noticia es que existen productos de maquillaje diseñados específicamente para estos problemas, como cremas correctoras de bolsas de ojos o delineadores de ojos en crema con extracto de té verde. Además, su efecto es revitalizante e imprimen sensación de frescor y alivio.

La mejor manera de cubrir las bolsas de los ojos es encontrar el color de sombra de ojos adecuado que combine con el color de tu pelo; esto equilibrará el brillo de tu cabello con la oscuridad de las bolsas.

¿Cómo eliminar las bolsas de ojos?

No cabe duda de que la imagen de cansancio de unos ojos con bolsas puede ser un verdadero inconveniente en según qué momentos: en el trabajo, para una cita, en una reunión familiar…

Por eso queremos explicarte, paso a paso, qué debes hacer para, pese a que sigan presentes, disimularlas de modo que nadie las perciba:

Paso 1:

Aplica un contorno de ojos en la zona sobre la piel limpia y desmaquillada. No debes arrastrar ni extender el producto, sino aplicarlo con pequeños toques con las yemas de tus dedos hasta que la piel absorba el producto hidratante completamente.

Este paso es fundamental para bajar las ojeras y preparar la piel para lo que vendrá a continuación:

Paso 2:

Es el momento de usar un corrector. El modo de aplicación es exactamente el mismo: a pequeños toques y sin restregar ni extender.

Aplica el corrector sobre las zonas con mayor decoloración, es decir, aquellos pedazos de piel donde es más visible el sombreado que provocan las bolsas.

Una vez hecho, la zona estará mucho más iluminada y brillante que antes; más vital.

Paso 3:

Este es el último paso, y consiste en esconder completamente las bolsas y ojeras empleando también el corrector.

Delineando perfectamente las zonas más castigadas con pequeños toques que, además, puedan extenderse a pómulos, nariz o cejas, consiguiente una uniformidad perfecta para que las ojeras no sean ya un problema.

Paso final:

Una vez cubiertas las bolsas, quedaría un último paso a gusto de cada persona. Se trata del maquillaje general del rostro.

Ya hemos conseguido que la zona quede limpia, fresca, iluminada y sin rastro de las bolsas. Ahora podrás aplicar una base de maquillaje y un toque de polvos matificantes que unan todo lo conseguido al resto de su cara.

Una vez hecho, el color natural cubrirá todo tu rostro y el efecto demacrado habrá desaparecido completamente.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último
Artículos relacionados