Los beneficios de ir a una terapia de Constelación Familiar

El último informe realizado por Fundamed ha revelado que en España más de 3 millones de personas se enfrentan a una situación de depresión en España. Además, el 6,7 de la población padece de ansiedad. En relación con estos datos, la Organización Mundial de la Salud, la ha denominado «la mayor epidemia del siglo XXI».

Hace más de 30 años que las Constelaciones Familiares aparecieron en la vida de las personas, una de las prácticas terapéuticas más realizadas para tratar los problemas de salud mental. Así, cada vez son más las personas que deciden aprender a realizar sesiones de Constelaciones Familiares para ayudar a las personas. 

El problema se encuentra en la raíz

A diferencia de otras terapias que siguen un camino únicamente para buscar una solución al problema, las Constelaciones Familiares van más allá. 

El camino a la solución se centra en la base de la vida: la familia. Esta terapia te ayuda a entender cómo, esos patrones que se van repitiendo con el tiempo, te están afectando. 

Además, se mostrará la forma en la que estamos posicionados en la red sistemática dentro del núcleo familiar. 

Es posible que estés buscando en las hojas lo que puede estar en las raíces

Bert Hellinger

La depresión y las Constelaciones Familiares

«¿Qué situación estás percibiendo de manera inconsciente?» «¿A dónde estás dirigiendo tu mirada?» Estas son algunas de las preguntas que se plantea el constelador a la hora de buscar una solución. 

Las Constelaciones Familiares te permiten descubrir a qué estás anclado en el pasado familiar que te supone un problema en la salud mental. Todos los problemas emocionales nacen de un sufrimiento sistemático. Cuando entiendes de dónde viene y lo enfrentas, lo que nace de él puede que se solucione.

La mayoría de terapias psicológicas requieren de varios meses o años para tratar las situaciones que te afectan. Estos tiempos se reducen bastante con las constelaciones familiares, ya que entender el problema de fondo es más fácil.

Las Constelaciones Familiares empezarás a vivir el presente. Tu mirada se centra en tu vida y no en buscar lo que te ocurrió en el pasado. Gracias a esta experiencia, lograrás un impulso para salir de esos estados de ánimo que consiguen paralizarte. 

Curar heridas del pasado y aliviar problemas familiares

Un especialista en Constelaciones Familiares nos ayuda a explorar antiguas heridas que siguen presentes en nuestra vida. Además, detectan de dónde podría venir ese dolor para poder reconocer las molestias y saber gestionarlas. 

Una de las principales aportaciones que da las constelaciones es su capacidad para mostrar todas esas energías que se quedaron con nuestros antepasados y que permanecen en nuestro día a día. Así, esta terapia no solo sirve para mejorar la vida de una persona, también la de todo su sistema familiar. Lo que se pensaba que no se podía perdonar ni olvidar, se ve todo desde otra perspectiva y mejorar la relación con la familia.

¿Qué más se puede constelar?

El objetivo de las constelaciones familiares es encontrar el origen oculto que hay detrás de un problema personal. Por eso, esta terapia solo se puede realizar con uno mismo, no con un familiar o un allegado. 

Así, se puede constelar:

En definitiva, las constelaciones familiares ayudar a conectar con nuestros antepasados, buscar en nuestras raíces y poner orden en nuestra vida. «La familia tienen memoria. Lo que de ella sale a la luz es un regalo para nosotros» (Bert Hellinger).

Compartir en:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Lo último
Artículos relacionados