causas de las infecciones de orina

Causas de las infecciones de orina y cómo evitarlas

Las infecciones de orina suelen ser un problema más común de lo que se espera, especialmente en el caso de las mujeres. Sus síntomas y consecuencias suelen ser molestos e incluso peligrosos, por lo que resulta indispensable informarse acerca de las causas de las infecciones de orina y qué se puede hacer para evitarlas.

Se consideran infecciones de orina todas aquellas que interfieran con el correcto funcionamiento del sistema urinario, pudiendo afectar la vejiga, la uretra e incluso los riñones. Estas infecciones ocurren cuando las bacterias del exterior entran y se albergan en alguno de estos órganos, pudiendo extenderse hacia otros.  

Principales causas de las infecciones de orina

Son varias las razones que se pueden enumerar como causas de las infecciones de orina; pero el motivo principal es la presencia de bacterias externas que proliferan en los órganos del sistema urinario.

Estas bacterias pueden llegar al interior del cuerpo a través de las heces principalmente, pues la cercanía de los órganos urinarios al ano propicia a que estos microrganismos viajen y creen las infecciones. 

Otra de las causas de las infecciones de orina puede ser el contacto de los genitales con superficies infectadas. El uso de baños públicos incorrectamente desinfectados propicia a que se puedan atrapar bacterias del ambiente.

Pasar largos periodos de tiempo sin orinar es otra de las causantes de las infecciones urinarias, pues esto propicia a que las bacterias presentes en la orina proliferen y se instalen, causando cistitis entre otras enfermedades.

Estadísticamente se estima que este tipo de afecciones son más comunes en las mujeres, pues el tracto de la uretra es mucho más corto que el de los hombres, por lo tanto las bacterias pueden llegar fácilmente e instalarse allí.

¿Qué hacer para evitar las infecciones de orina?

En función a las causas de las infecciones de orina que hemos enumerado previamente, se deben tomar ciertas precauciones que ayuden a evitar y minimizar la posibilidad de adquirir este tipo de enfermedades.  

1. Mantener una higiene adecuada luego de evacuar

Aprender a asearse correctamente después de defecar es la clave para mantener protegida la zona genital de las infecciones urinarias. Algunas personas acostumbran a limpiarse de atrás hacia adelante, lo que propicia que los residuos de heces puedan entrar en contacto directo con los genitales.

La forma adecuada de hacerlo es de adelante hacia atrás, y posteriormente lavar toda la zona con abundante agua y un jabón neutro. 

2. No aguantar las ganas de orinar

Cuando sientas necesidad de orinar, no prolongues la ida al baño. Como te hemos explicado previamente, las bacterias que expulsamos con la orina aprovechan cada situación para multiplicarse. Así que al aguantar las ganas de orinar solo estarás dando la oportunidad para que adquieras una enfermedad del tracto urinario. 

3. Tomar suficiente agua

Una manera eficiente de limpiar el sistema urinario de las bacterias presentes en el mismo es a través de un consumo de agua eficiente y abundante. Entre más agua puedas beber, mejor será el funcionamiento del sistema urinario y tu organismo estará libre de toxinas.

4. Evitar el lavado en exceso de las zonas genitales

El uso de jabones cosméticos y un lavado excesivo de la zona genital altera las características de los gérmenes que habitan allí naturalmente. Éstos pueden migrar hacia el interior y generar infecciones urinarias.

5. Orinar inmediatamente después de tener relaciones sexuales

Una de las maneras de evitar las infecciones urinarias es orinando justo después de tener relaciones sexuales. Esto ayuda a que los residuos que puedan estar albergados en las paredes del cuello uterino circulen y evitar que generen afecciones futuras.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último
Artículos relacionados