nervio dental

Nervio dental ¿Por qué te duelen las muelas?

La dentadura es sumamente útil para realizar el proceso de alimentación diariamente. Pero cuando no se tienen los cuidados de prevención e higiene adecuados, los dientes pueden llegar a deteriorarse y generar mucho dolor. Este malestar se produce a causa del nervio dental, que es la parte más sensible del diente.

Los dientes se conforman por 3 partes principales: la corona, las raíces y la pulpa. Esta última es la zona central del diente, la cual se conforma por el nervio dental y unos pequeños vasos capilares, que quedan completamente recubiertos en el interior del mismo.

Pero cuando la capa de esmalte sufre alteraciones y el nervio queda expuesto, cualquier tipo de roce, o estímulo puede ocasionar un fuerte dolor.

¿Por qué se produce el dolor de muelas?

Cuando las bacterias que causan la caries se depositan en un diente o una muela, progresivamente van convirtiendo los azucares en ácidos que poco a poco deterioran el esmalte. El avance de esta caries puede llegar a ser tan profundo, que alcanzan el nervio dental y lo infectan, ocasionando que se produzcan malestares generales.

La infección del nervio dental puede ocasionar una serie de síntomas que reflejan evidentemente el malestar fuerte, entre los que se encuentran: hinchazón, sensibilidad ante las temperaturas extremas e incluso fiebre.

Cuánto antes se pueda iniciar un tratamiento para detener el avance de la caries, mayores serán las posibilidades de evitar problemas graves a futuro. Así no tendrás la necesidad de caer en tratamientos específicos como la endodoncia rotatoria.

Tratamiento para cuidar el nervio dental

La endodoncia rotatoria es el tratamiento indicado para cuidar el nervio dental y evitar que esté expuesto. Durante el procedimiento se limpia profundamente la pulpa afectada y se rellena por completo con un material biocompatible, que sella y repara el daño para no tener que sufrir más por las dolencias de muelas.

Este procedimiento generalmente requiere de anestesia local, pues la sensibilidad del diente no permite trabajar adecuadamente en su estado natural y provoca mucho dolor en el paciente.

Cuidados para evitar que quede expuesto el nervio dental

Indudablemente que una de las formas para cuidar la integridad de las capas de las muelas, y por consiguiente que quede expuesto el nervio dental es a través de una higiene bucal adecuada. Pero debes tener en cuenta que existen ciertos alimentos que deterioran el esmalte de los dientes y lo debilitan, dando paso a la formación de caries.

Entre esos alimentos que debes evitar se encuentran las frutas ácidas como el limón o la naranja, cuyo alto contenido cítrico y PH elevado hacen que se debilite fácilmente la capa superior de los dientes.

Otros de los alimentos que son dañinos para la salud bucal son las azucares y el café. Todos éstos tienen componentes en pequeñas porciones que progresivamente van dañando las capas externas del diente, por lo que deben ser evitados y mantener una higiene bucal más profunda después de consumir algunos de ellos.

Entre estos cuidados no puedes dejar de lado el uso del hilo dental, que proporciona una limpieza completa y profunda de aquellas zonas que son difíciles de alcanzar por medio de las cerdas del cepillo dental.

Ahora que ya conoces sobre la función del nervio dental y los cuidados que debes tener para evitar padecer de los terribles dolores de muela, debes estar muy consciente de que la prevención lo es todo en estos casos, para tener una dentadura saludable y cuidada por más tiempo.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último
Artículos relacionados