jengibre gatos

¿Es el jengibre bueno para los gatos?

Muchas personas se preguntan si pueden dar jengibre a sus gatos cuando tienen malestar en el estómago, vomitan en exceso o para aliviar sus problemas digestivos relacionados, sobre todo, con la ingesta de su propio pelo.

El jengibre es una planta medicinal que ha convivido con el hombre y sus problemas de estómago (o apetito sexual) desde inmemorial. Su uso continuado aporta notables beneficios a la salud de quienes lo toman y su inclusión en la dieta es una apuesta segura por unas digestiones menos pesadas.

Pero volviendo a la pregunta: ¿es el jengibre bueno para los gatos? La respuesta es que sí y en la misma medida que lo es para sus cuidadores; solo hay que vigilar la cantidad que ingieren porque, como dijo Paracelso: “el veneno está en la dosis”.

¿Puede el jengibre ayudar al malestar estomacal de los gatos?

Al animal a un problema alérgico no conocido o a que genere aversión a la comida porque El jengibre ayuda a mejorar la salud y es cierto que es especialmente bueno para solventar problemas estomacales, de humanos y, desde luego, animales como los gatos.

En general, el jengibre es bien tolerado por los felinos, pero su administración no puede ser en crudo porque el animal la rechazará y porque es probable que haga el efecto contrario si no se controla bien cuánto se le está administrando.

En primer lugar, se debe espolvorear en la comida del animal para que no lo detecte en demasía. No hay que olvidar que el jengibre tiene un sabor extraordinariamente agrio.

En segundo lugar, la cantidad que vaya a tomar debe valorarla previamente un veterinario, pues va a depender de su edad, peso y problema estomacal. Seguramente no le haga ningún daño; pero no es conveniente exponer lleva jengibre.

Si el gato tiene algún problema de salud grave, toma medicación, es alérgico o simplemente no necesita ningún complemento a su dieta, es mejor sea un profesional el que recomiendo qué hacer exactamente con su alimentación.

Raíz de jengibre, flor de jengibre o pan de jengibre

Hay diferencias entre la raíz de jengibre, la flor de jengibre y el pan de jengibre.

El jengibre de raíz es el suplemento que algunas personas utilizan para ayudar a los gatos a sanear su estómago. Es segura para los gatos, pero, sin embargo, el pan de jengibre no lo es. La masa cruda y el xilitol (un edulcorante artificial que a veces se utiliza en las recetas sin azúcar) no son seguros para los gatos. Las especias del pan de jengibre también pueden ser inseguras, y no es buena idea dar dulces humanos azucarados, como la melaza, a los gatos.

En cambio, la flor de jengibre blanco (también conocida como jazmín de canela, lirio de jengibre blanco o flor de guirnalda) sí es segura para los gatos.

Es un «primo botánico» del jengibre culinario y su ingesta es positiva para los animales. No obstante, otros lirios, como el lirio verdadero y el lirio de día, sí son tóxicos para los gatos, por lo que debes tener claro qué clase de planta vas a darle al gato.

Por otra parte, y aunque parezca de Perogrullo, el hecho de que el jengibre sea tan bueno para un humano como para un gato no significa que otras comidas o alimentos también lo vayan a ser. El chocolate, el alcohol, la cebolla o el ajo son muy tóxicos para ellos, por lo que siempre es conveniente evitar dejarlos fuera de la nevera o mezclados con otras comidas que pudieran comer tus gatos.

Compartir en:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Lo último
Artículos relacionados