Jengibre ventajas y desventajas de su consumo

Jengibre: ventajas y desventajas de su consumo

Esta raíz se ha usado por herbolarios de todo el mundo desde hace siglos para curar problemas estomacales y otros derivados del colesterol alto, dolores menstruales y la artritis, gracias a sus efectos antiinflamatorios naturales. Por eso es interesante hablar de las ventajas y desventajas de sus consumo.

El jengibre se ha utilizado tradicionalmente para tratar una amplia gama de afecciones médicas, entre ellas:

  • Náuseas
  • Indigestión
  • Mareos
  • Náuseas matutinas
  • Trastorno de reflujo gastroesofágico
  • Síndrome del intestino irritable
  • Artritis reumatoide
  • Osteoartritis
  • Dolor muscular (mialgia)
  • Dolor articular (artralgia)
  • Dolor menstrual (dismenorrea)
  • Colesterol alto (hipercolesterolemia)
  • Diabetes

La medicina alternativa también cree que el jengibre puede ayudar a prevenir las enfermedades del corazón, el cáncer y el Alzheimer; aunque algunas de estas afirmaciones están mejor respaldadas por la ciencia que otras.

Beneficios del jengibre para la salud

Los beneficios del jengibre para la salud pueden clasificarse en términos generales como gastrointestinales, antiinflamatorios o metabólicos.

Gastrointestinal

Numerosos estudios han respaldado los efectos calmantes del jengibre para el estómago. Alivia las náuseas y los vómitos postoperatorios, reduce los síntomas del mareo y las náuseas matutinas. Tal vez la mejor prueba de este efecto antináuseas sea en las personas sometidas a tratamiento contra el cáncer.

Un estudio de 2012 de la Universidad de Rochester (EEUU) descubrió que los suplementos de jengibre reducían las náuseas después de la quimioterapia en un 40%. La mayor reducción se observó en quienes tomaron entre 500 y 1.000 miligramos (mg) diarios.

También ayuda a reducir el reflujo ácido y a curar las úlceras (combinado con probióticos).

Sin embargo, los beneficios del jengibre con otros tipos de enfermedades gastrointestinales, como el síndrome del intestino irritable, no pasan del placebo.

Antiinflamatorio

El jengibre contiene una sustancia antiinflamatoria conocida como gingerol que puede ayudar a tratar el dolor crónico o agudo. Sin embargo, no hay unanimidad con respecto a la eficacia de esta sustancia.

Las investigaciones no son concluyentes con respecto a su efecto en la osteoartritis, artritis reumatoide, tendiditis, brusitis o el dolor menstrual severo, dando como resultado efectos simplemente “modestos”.

Metabolismo

Existen pruebas limitadas pero convincentes de que el jengibre puede ayudar a tratar afecciones como el colesterol alto o la hiperglucemia.

Un estudio de 2008 concluyó que un suplemento diario de 3 gramos de jengibre, administrado durante 45 días, mejoró el perfil lipídico de 45 personas con colesterol alto.

Se observó que los triglicéridos, el colesterol total y el colesterol «malo» de lipoproteínas de baja densidad (LDL) disminuyeron, mientras que el colesterol «bueno» de lipoproteínas de alta densidad (HDL) aumentó significativamente. La reducción de estos valores por sí sola se corresponde con una reducción global del riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular.

Del mismo modo, se confirmó que un suplemento diario de jengibre mejora la diabetes tipo 2. Y después de 12 semanas, las personas que realizaron una ingesta diaria de 2 gramos tuvieron una disminución del 12% en su nivel de glucosa en sangre estando en ayunas.

Otros beneficios

Hasta la fecha, hay evidencia limitada de que el jengibre puede prevenir o tratar el cáncer. El gingerol parece ralentizar el crecimiento de ciertas células cancerosas in vitro (especialmente las células de cáncer colorrectal y de ovario); pero no existe evidencia de que lo cure.

Lo mismo ocurre con la enfermedad de Alzheimer.

Desventajas del consumo de jengibre

Cuando se utiliza en forma de especia o en forma de té, el jengibre se considera seguro para adultos y niños. En algunas personas, sin embargo, puede causar efectos secundarios leves como malestar estomacal, acidez, diarrea o gases. También se sabe que el jengibre aumenta la producción de bilis y puede ser necesario evitarlo en personas con enfermedades de la vesícula biliar.

Se desconoce la seguridad a largo plazo de los suplementos y extractos de jengibre. También hay investigaciones limitadas en cuanto a las posibles interacciones con los medicamentos, especialmente en dosis altas.

El jengibre puede ralentizar la coagulación de la sangre y puede interferir con medicamentos anticoagulantes como la aspirina, la heparina, warfarina, clopidogrel, dalteparina y el enoxaparina.

Dosificación y preparación

El jengibre está disponible fresco y puede comerse fresco, en forma de zumo o preparado en forma de té. Algunas personas incluso se ponen rodajas de jengibre bajo la lengua para aliviar los ataques de náuseas.

El jengibre también está disponible en forma de especia, té, extracto o tableta o cápsula oral.

El aceite esencial de jengibre se utiliza principalmente para la aromaterapia más que para el consumo oral. Incluso hay ungüentos tópicos con infusión de jengibre que se utilizan para el masaje de calentamiento.

No existe un esquema de dosificación estandarizado para los suplementos de jengibre. Los fabricantes suelen recomendar una dosis de 500 mg, tomada dos veces al día, para aliviar las náuseas. Otros recomiendan dosis de 250 a 500 mg, tomadas de dos a cuatro veces al día, para tratar las náuseas matutinas, los dolores menstruales y el dolor de la artritis.

Compartir en:
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Lo último
Artículos relacionados