por qué es bueno comer insectos

Comer insectos: el futuro de la alimentación

La falta de recursos y la inestabilidad alimentaria de algunos países en el mundo sigue siendo un problema creciente; al cual se le suma la problemática ambiental actual que impacta de manera negativa en la producción de alimentos y cosechas en ciertas localizaciones. Esta situación conlleva a analizar cuáles pueden ser las alternativas más viables para llegar a obtener los nutrientes necesarios de una forma más sencilla, económica y sin reducir su valor nutricional.

Los insectos como fuente de alimento han sido parte importante de la nutrición de algunos países durante años, y sus notables beneficios se han logrado demostrar a través de estudios que han tenido como objeto determinar por qué es bueno comer insectos.

Su impacto ha sido tal, que ha sido posible llegar a pensar que los insectos representan el futuro de la alimentación; presentándose como la alternativa más viable para resolver un gran número de problemáticas que existen en la actualidad, relacionadas con el hambre mundial y la desnutrición.

¿Por qué es bueno comer insectos?

Si bien no todas las especies de insectos son aptas para el consumo humano, existen más de 1.900 especies de insectos comestibles, que cuentan con una serie de beneficios respecto a otras fuentes de alimentación. Entre los beneficios más relevantes del consumo de insectos se pueden enumerar:

  • Los insectos son una fuente rica en proteínas y nutrientes, importantes para el desarrollo y crecimiento del ser humano; por lo que son altamente indicados para niños en etapa de formación. A diferencia de la carne de res que aporta un 21% de contenido proteico, éstos pueden llegar a aportar hasta el 50% de proteínas.
  • La crianza de insectos para el consumo humano no requiere de gran cantidad de recursos respecto a la agricultura y cría de otros animales. Esto se ve reflejado en la cantidad de agua, o tierra necesaria para su desarrollo, lo que los convierte en un tipo de alimento sostenible.
  • Su tiempo de crecimiento y formación es mucho menor a la mayoría de las especies animales que se comen habitualmente. De hecho, algunos incluso alcanzan su madurez en menos de 1 mes, estando disponibles para el consumo de manera rápida.
  • Otra de las razones de por qué es bueno comer insectos es que la gran variedad de especies comestibles abre la posibilidad de crear diversidad de platos; con sabores y texturas variadas para mejorar la apuesta gastronómica actual.

¿Por qué se considera que comer insectos es el futuro de la alimentación?

Probablemente la falta de conocimiento respecto a por qué es bueno comer insectos ha provocado que muchas personas sean escépticas ante esta posibilidad.

Pero es conveniente puntualizar que de acuerdo al crecimiento poblacional, el consumo de proteínas se incrementará en un 50% aproximadamente tras las próximas 3 décadas; por lo que es indispensable encontrar fuentes proteicas alternas a las que conocemos actualmente, ya que es probable que los recursos regulares no permitan cubrir dicha necesidad.

Las algas marinas y otros tipos de alimentos de consumo poco habitual ya comienzan a figurar como fuentes potenciales para la obtención de proteínas. Pero en países como Japón, Tailandia, China, Zimbabue y México el consumo de insectos es una práctica habitual, siendo en ocasiones las fuentes principales de obtención de nutrientes.

De hecho, es cada vez más común la creación de granjas de crianza de insectos para el consumo humano, que cumplen con medidas rigurosas para asegurar su calidad.

Por ello se considera que en un futuro no muy lejano, los grandes beneficios de comer insectos se extenderán a las grandes masas de población; siendo la principal fuente de obtención de proteínas y nutrientes para los seres humanos.

Compartir en:
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Lo último
Artículos relacionados